José Ignacio Latorre Sentís​ ​ es un físico cuántico, investigador, divulgador científico y catedrático universitario españo

El investigador y catedrático de Física Teórica de la Universitat de Barcelona reclama que la ética guíe los desarrollos en torno a la computación cuántica y la inteligencia artificial.

El título de su libro advierte “Cuántica. Tu futuro está en juego”. ¿Por qué? 
Por el enorme progreso reciente en la consecución de nuevas tecnologías cuánticas. Hemos logrado un control asombroso de cada partícula, de cada elemento de luz y este control nos permite crear tecnologías que tendrán serias consecuencias en nuestra sociedad. Quien construya un computador cuántico potente detentará la capacidad de interceptar las comunicaciones secretas de la tierra. Es, en consecuencia, el arma suprema del siglo XXI, dado que nuestra sociedad se ha volcado masivamente en la nube. La lucha entre EEUU y China es obvia, con una Europa que presencia, desde atrás, una carrera vertiginosa.

Jose Ignacio La Torre advierte que las máquinas inteligentes cambiarán el mundo del trabajo. ¿Nos estamos preparando?
No. Debemos legislar tanto el nuevo contrato social, las relaciones laborales, como la ética que guíe las decisiones que toma la IA, y si a la IA le vinculamos un ordenador cuántico, la capacidad exponencial de generar decisiones que afecten a la sociedad sera gigante. . el científico defiende, como otros científicos y personas involucradas, la posibilidad de que ciertas máquinas paguen impuestos y así repartir el beneficio empresarial que aportan con el mantenimiento de una sociedad cada vez más envejecida. En inteligencia artificial avanzada, girar la cabeza y no legislar es sinónimo de profundas disputas futuras. Pero soy optimista: espero que una nueva clase de políticos menos decimonónicos y más informados ostenten la representación de la sociedad para adaptar y crear las leyes necesarias.

En su libro «ética para las máquinas» (Ariel, España, febrero 2019, 312 páginas, 18,90 euros), escrito de modo que todas podamos entenderlo, es una buena introducción al tema, para quienes no somos expertas en robótica y ética, y aunque no llegue, ni de lejos, a muchas de las conclusiones que expondré, su lectura me ha resultado muy valiosa. Este texto que he elaborado es mucho más que una reseña al uso, es una reflexión inspirada por la lectura del libro, que quiere aprender de él, comentarlo e intentar avanzar más para estimular la extensión del imprescindible debate a cientos de miles de personas.

¿Quién legisla la ética de las máquinas?. José Ignacio, es claro, la Unión Europea será el líder mundial en esto. De hecho ya acaba de ofrecer su primera legislación el 9 de abril del 2019 Los otros gigantes como Rusia, China o EEUU no están interesados. En EEUU hay 3 corrientes de pensamiento: una en la que las compañías sean las que proclamen sus propios estándares de ética. Otra línea de pensamiento que dice que no se regule en absoluto, y otra línea que dice que ha de haber unos mínimos. En Europa nos interesan defender esos derechos humanos fundamentales, por lo cual ya se ha legislado la primera vez. Y según la opinión de Latorre es una excelente marco de referencia. A tenor del covid, por ejemplo, se está dejando caer que la geolocalización sea normalizada para gestionar la pandemia. Sin embargo el físico no cree que aporte gran cosa la geolocalización a dicho control de la pandemia, y si una puerta de entrada a la restricción de derechos fundamentales. El debate acaba de comenzar, y recomiendo al lector que se informe para formarse una opinión debidamente fundamentada e informada.

Por otra parte Latorre indica que legislar implica hilar muy fino, para que sea una buena legislación. Ello supone que los legisladores han de estar muy bien formados en ciencia, en tecnología, más allá de escuchar a asesores y decidir tarde y mal. En los órganos legisladores, parlamentarios han de haber representación interdisciplinar suficiente para aportar enfoques multidisciplinares, al igual en en los negocios se requiere enfoques y conocimientos de múltiples campos, para adoptar una solución que satisfaga a todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú