El cambio climático, la desigualdad y han sido otros de los temas que han tomado protagonismo en el evento

Nuevos temas en Davos:

Foro Económico Mundial Davos 2020

La directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva y la actual presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, recordaba que la entidad ha iniciado una revisión de la estrategia del banco que incluirá cuestiones relacionadas con el clima y la desigualdad, entre otros. “Las grandes fuerzas que mueven al mundo son el sexo, el miedo y la avaricia. Descartado el primero para lo que nos concierne, el factor miedo ya lo tenemos y hay que aprovechar el factor avaricia para poder dar un impulso a esta estrategia que debe hacerse desde la cooperación”, señalaba ante un auditorio lleno de ejecutivos.

Christine Lagard hizo incapié en la necesidad de afinar el análisis económico que incorporen nuevos criterios a la hora de que las agencias de calificación hagan sus calificaciones. Mejorar las herramientas que permitan una mejor capacidad de anticipación, el diseño de políticas, los análisis y la valoración de los riesgos de empresas y entidades financieras y de la necesidad de que las agencias de calificación lo incorporen a sus ratings.  “Tenemos que ser capaces de tasar los costes de esta transición”, remataba

Las protestas por las desigualdades están en las calles de varios países, hay que hacer que los más vulnerables estén protegidos

Por otra parte, las protestas sociales de los últimos meses en lugares tan dispares como Hong Kong, Chile, Irán o Líbano han supuesto una llamada de atención para las autoridades. Aunque cada una de ellas tiene su propia naturaleza, el aumento de las desigualdad y la exigencia de mayor inclusividad son la base común a todas ellas. Tanto que el FMI ha abierto la mano con sus criticadas recetas de austeridad y ajuste y ha bendecido un aumento del gasto social. “Es importante reconocer que el gasto social está bien dirigido, que es importante que los más vulnerables estén protegidos”, admitía la economista jefe del FMI, Gita Gopinath.

Las perturbaciones que la tecnología puede crear, como la dictadura tecnológica

El historiador y escritor israelí Yuval Noah Harari, autor del libro “Sapiens” y !XXI lecciones para el siglo 21″, ha alertado a los líderes mundiales y las élites de Davos sobre el riesgo que corren ante el desarrollo de la inteligencia artificial y las “dictaduras tecnológicas” que puede traer consigo. Curiosamente cuanto mayor es el rango profesional y de éxito o visibilidad, mayor es el riesgo de hackeo de ser vigilados y controlados digitalmente.

historiador y escritor israelí Yuval Noah Harari, autor del libro “Sapiens” y !XXI lecciones para el siglo 21″

Dice Harari, que el mundo se enfrenta a tres problemas existenciales: la guerra nuclear, el colapso ecológico / medioambiental y lo que él llama “perturbación tecnológica“, que son las posibles consecuencias al implantar la inteligencia artificial sobre las sociedades y los países.

¿Las nuevas guerras serán creadas a base de aumentar la brecha digital entre países, y la colonización será digital?

A consecuencia de “la perturbación tecnológica” dice Harari que se puede producir una “cascada” de alteraciones sociales, económicas y de todo tipo que empezará con la pérdida de millones de empleos por la digitalización de la economía y puede acabar con la división del mundo entre países o sociedades dominantes por su desarrollo en inteligencia artificial y países o sociedades “colonizados“.

¿Estamos creando una nueva clase social los “useless class”?

Pérdidas masivas de empleos darán a luz una nueva clase social de “useless” o sin uso, perso nas zombies sin trabajo ni ocupación. ¿Cómo reconviertes en tan poco tiempo a un camionero por ejemplo, en un técnico en software, o en mecánico industrial? y esto es un proceso continuo que no acaba en pasarse a una nueva ocupación / profesión.

La solución: la mentalidad de win win: Un poco de cooperación global de los estados

En el siglo XXI los nacionalistas buenos tienen que ser globalistas”, ha dicho Harari, para quien el buen nacionalismo no consiste en obviar a los extranjeros sino en proteger a los compatriotas, y para eso deben cooperar con los extranjeros. Lo cual entra en conflicto directo con el actual esquema de crecimiento y desarrollo de las naciones, que compiten entre sí en lugar de cooperar. Si bien cada vez se demuestra mas mediante los proyectos de cooperación internacional, que la cooperación hace que objetivos imposibles se logren y todos de beneficien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú