La batalla comercial real comenzará en el segundo semestre de 2020 . Fecha tras la cual el Gobierno haya subastado el último espectro de frecuencia disponible, aunque no coincide con las previsiones de las operadoras de telecomunicaciones. Las concesiones tienen una duración de 20 años, por lo que tal y como asegura el propio Ministerio, los operadores adjudicatarios «tienen un marco estable para acometer con certidumbre las inversiones necesarias para desplegar las nuevas redes 5G»

la clave estará en la subasta de los 700 MHzEspaña subastó el verano de 2018 el espectro de 3,5 GHz, que permite el despliegue en las grandes ciudades, pero esta banda no otorga la capilaridad ni la capacidad necesaria para llevar el 5G a las cosas, a las grandes fábricas ni a las ciudades conectadas.

El objetivo del Gobierno es además que para esa fecha ya esté reordenado todo el actual espectro y los bloques que poseen actualmente los operadores, algo que debería acelerar los procesos ya que permitiría a las telecos evitar que realizar procesos de encaje que pueden tardar varios meses.

Un punto a favor de un rápido despliegue es que, a diferencia del 4G, Moncloa subastará las frecuencias más importantes una vez que esté completamente liberada por las televisiones, lo que permitirá a las operadoras comenzar los despliegues casi inmediatamente después de recibir las adjudicaciones.

Para esta fecha además estará resuelto el estándar de uso de la nueva tecnología 5G y ya se podrá usar todo su potencial con velocidades que podrían alcanzar los 10 Gbs por segundo. Es decir, que se sustituirá el actual NSA por el Stand Alone, que significa utilizar una red completamente creada bajo estándares de 5G.

El desarrollo de los proyectos piloto bajo esta nueva tecnología.

Mientras llega la subasta, las compañías preparar sus modelos de negocio casos de uso y rentabilidad.

El 5 G ha llegado ya pero se implanta con lentitud. El mercado no está maduro aún. Pero lo cierto es que requiere grandes inversiones en infraestructuras que las compañías ven con reserva.

Una buena estrategia puede ser centrarse en el consumidor final, ser capaces de ofertarles servicios por los que merezca la pena pagar mucho más. Más fácil parece apostar por un nuevo tipo de cliente, las cosas, a las que estarán en disposición de ofrecer servicios mediante dispositivos IoT basados en redes de quinta generación.

Es momento de establecer el modelo de negocio y la estrategia de rentabilización para identificar donde estarían las inversiones. Veamos el estatus de algunas de las compañías:

Telefónica está desarrollando modelos y nuevas utilidades para el consumidor final. Lo qué está muy claro, es que las capacidades del 5G son diferentes y, por eso, se está trabajando en nuevos casos de uso. El streaming de vídeo será mucho más potente y funcionarán aún mejor. No obstante en cada vertical, el modelo de negocio y caso de uso será diferente, y tendrá un interés diferente por ejemplo en la educación, el turismo, la digitalización de la industria, la evolución al coche conectado y autónomo, los procesos constructivos y de supervisión y mantenimiento de las infraestructuras, entre otros. Es un revolucin tras la 41 revolución, con lo que los agentes implicados están esperando a ver como quedan las cosas, modelo de negocio casos de uso, de rentabilidad, inversiones.

Orange, creen que “las oportunidades interesantes , ya que supone un cambio de paradigma en la conectividad que, sin duda, aportará fuertes beneficios a los operadores que compensarán las fuertes inversiones previstas”. Al respecto, mencionan un reciente informe de la consultora tecnológica Gartner que prevé que los ingresos por uso de infraestructuras en el ámbito global de la nueva tecnología móvil crezcan un 89% en 2020.

Vodafone puso en marcha la primera red comercial en España en junio de este año, en 15 ciudades y con cinco terminales disponibles. y sus velocidades son por el momento cercanas al 1 Gbs ya que se apoya en red 4G, lo que además de descargar a gran velocidad archivos de internet, permite realizar acciones como juegos online y sustituir la wifi en los hogares. Pero reconoce que el mercado no demanda aun la velocidad del 5G en consumidor final

Por otra parte los fabricantes de terminales móviles como Samsung o Xiomi, ya son cpmpatibles con su smodelos Samsung Galaxy S10 5G, el LG V50 ThinQ 5G y el Mi Mix 3 5G de Xiaomi, el Huawei 20X y el Samsung Note 5G.

¿Que va a cambiar el 5G?:

Una sociedad más conectada

Lo que verdaderamente mejora en las nuevas redes es la latencia. Esto quiere decir que disminuye drásticamente el tiempo de respuesta al enviar o recibir datos al bajar el nivel de latencia. Lo cual facilita controlar de forma remota dispositivos sin que apenas se perciba el tiempo que un aparato, como un móvil, envía una información, y esa es recibida por otro aparato, como un vehículo. El 5G de hecho abre las puertas, junto con la inteligencia artificial, para que mejoren las posibilidades de ver cosas como transporte urbano teledirigido.

La universalización de la tarifa plana de datos

Al reducirse el tiempo de latencia y de descarga de datos, poner límite de datos en las tarifas carece de sentido. Las tarifas planas de datos serán habituales, o deberían serlo. A partir de ahora veremos cambios en ciertos hábitos tecnológicos. Las emisiones de vídeo en 4K se volverán cada vez más comunes en dispositivos móviles y a la vez dependeremos menos del almacenamiento físico de datos y más del almacenamiento en la nube

El 5G puede transformar la economía actual …otra vez!.

Ahora en zonas rurales no tiene ni redes 4G que incluso no conocen lo que es ni la fibra óptica. Se puede pensar que así se potenciará las desigualdades económicas entre los grandes centros urbanos y las zonas rurales. O no. Por que la buena noticia, es que el 5G no necesita de cableado, por lo que la facilidad inalámbrica favorece la implantación en zonas rurales o de baja densidad poblacional. Aunque para es hace falta voluntad política y de las grandes empresas.

Permite que grandes volúmenes de datos circulen sin saturarse, lo cual facilita servicios en aglomeraciones como aeropuertos, manifestaciones, o en servicios de transmisión de contenidos. Como por ejemplo la recepción de señales de vídeo en 8K, una tecnología que consume muchos más datos que el vídeo 4K. También se beneficiarán actividades en las que una mayor velocidad de respuesta es importante: como la telepresencia y la realidad virtual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú