Hay que poner la visión humanista en el inicio del desarrollo de las tecnologías y en el centro del debate.

La opinión pública y en los epicentros de decisión políticos, económicos y tecnológicos cada dias se piensa más que la disrupción digital se está descontrolando y que el desarrollo de la tecnología debe orientarse mejor en beneficio de la humanidad y bajo su control.

OUSSAMA KHATIB ,  (Siria, 1950)  Director del programa de Robótica de la Universidad de Stanford habla de las posibilidades del sector. Cuando vino a España en 2016, ya señaló la importancia de preparar a la sociedad para la integración de la robótica. Los robos ya hacen muchas tareas, deberían ser las tareas peligrosas, repetitivas, y donde le humano sufre mucho ya sea físicamente o de otro modo. Debe ser un trabajo colaborativo, por que el robot no hace muchas cosas que el humano si. Ademäs hay la idea de que va a quitar puestos de trabajo. Tememos a la tecnología cuando vemos que se utiliza mal. Por todas estas cosas en su opinión deberían introducirse con cautela, y despacio. Según OSSAMA “cada nueva tecnología hemos tenido problemas, sobre todo cuando hemos reemplazado a los trabajadores por máquinas sin formarles para las nuevas tareas. El problema es que intentamos aplicar la tecnología sin una transición suficiente para tratar su impacto social. Tenemos que ser muy cuidadosos a la hora de introducir nuevas tecnologías y asumir nuestra responsabilidad social con las personas que están haciendo este trabajo. Es la responsabilidad de la sociedad asegurarse de que la tecnología se pone en práctica de forma que no haga daño a los trabajadores”

Además asegura, que ya se están haciendo las cosas mal, pues “ya le estamos entregando a los ordenadores el control de gran parte de nuestras vidas. No nos olvidemos de que quienes están sustituyendo más puestos de trabajo no son los robots, sino los ordenadores”.

Usos correctos e incorrectos de la tecnología

Se deben dar un uso correcto a la tecnología a través del diseño adecuado de sus herramientas, ya que de otro modo se pueden ocasionar daños irreparables a la humanidad. Sobre los riesgos de un uso incorrecto parece que la pelota se traslada al usuario. Si bien cuando la tecnología esa creada para satisfacer necesidades en principio loables, y muy licitas, pero al no medirse su impacto social e implantarse sin mas, pronto se descubren sobre el terreno la perversidad de la tecnología, sobretodo cuando se desvelan el lado oculto de la tecnología por que capta las necesidades del EGO y se convierte en un depredador debido al uso desmedido y malicioso es casi una constante, una triste realidad. Pongamos un triste ejemplo del uso excesivo de móvil por usuarios mas jóvenes, o el fácil accesoa a la pornografia mas abyecta, o los innmerables riesgos y peligros que aguardan a los niños en la red.

Hablemos de consecuencias por una vez, antes de que el daño esté hecho.

Una de las consecuencias del uso intensivo y dependencia excesiva de la tecnología consiste en que las personas se vuelven apáticas (nada les sorprende), solitarias y dependientes de las máquinas, se incrementa la pereza dado que todo se consigue con solo un clic (por eso abundan las personas obesas y graves enfermedades asociadas). Si se dedica mucho tiempo a la tecnología, se corre el riesgo de apartarse de la
sociedad misma, lo que puede ocasionar trastornos severos de comportamiento. todos vemos a nuestros hijos y jóvenes pegados a las pantallas, con pocos amigos en la vida real y sedentarios ganando sobrepeso. ¿La responsabilidad de quien es? ¿Que dice la ética, no la legalidad? no es de extrañar que el usuario vera con recelo la implantación de nuevas tecnologías emergentes. A todos nos gusta beneficiarnos, una vida mas fácil, pero los riesgos no se calculan bien.

Medir el impacto social antes de implantar la tecnología emergente, es una preocupación institucional, en aumento.

Hay movimientos institucionales internacionales que creen necesaria un proceso de comprobar el impacto de la implantación de la tecnología en la sociedad antes de su integración, o comercialización.

Entre ellas me gustaría destacar el Global Council on Extended Intelligence que promueven dos instituciones punteras en tecnología, el MIT Media Lab de Boston y la IEEE Standards Association. La inteligencia ampliada que promueven estas instituciones persigue tres objetivos:

  • Situar la visión humanista en las primeras etapas del diseño tecnológico,
  • Preservar la privacidad, el control y transparencia de los datos, y
  • Elaborar nuevos indicadores que pongan de manifiesto el impacto social de la tecnología.

Joichi Ito, IEEE Standards Association

En el manifiesto fundacional se dice: “Creemos que todos los sistemas deben ser creados de manera responsable para utilizar mejor la ciencia y la tecnología para un progreso social y ético tangibles. Las personas, empresas y comunidades involucradas en el desarrollo y despliegue de tecnologías autónomas e inteligentes deberían mitigar los riesgos predecibles en la fase de diseño. Esto ayudará a garantizar que estos sistemas se creen de tal manera que sus resultados sean beneficiosos para la sociedad, la cultura y el medio ambiente.”

En España tenemos ya una medio de divulgación se ocupa del tema  es el . COLLATERAL BITS   es un espacio de reflexión y análisis sobre los efectos de la tecnología en la vida social, la economía, la política, el individuo y la ética.

En cualquier caso, los inversores y tecnólogos  tiene una mirada más laxa hiperelástica en realidad. Pero si tienes en cuanta la realidad, ya desde el momento del diseño se pueden contentar a todos. Diseñando soluciones tecnologías que contenten el bolsillo y creen un impacto social positivo. Por eso ahora en el momento de la creación de nuevos modelos de negocios, y diseño de tecnologías emergentes estamos en un momento ideal para fomentar el debate. la reflexión y un buen diseño.

Para regular esto  esto se crean normas legales, Las compañías lo llaman commpliance. Pero hay un vacío m un agujero negro que esta entremedias de lo legal y lo bueno, que es la ético. y voy mas allá, llego hasta al estética que es la rama de la filosofía que analiza los valores que están contenidos en el objeto.

El debate esta servido  y es necesario que se aborde también desde los propios diseñadores, tecnólogos …pero a  menudo los tecnólogos tildan de tremendistas las visiones críticas sobre la digitalización.Y otras no tanto. Tomemos el ejemplo del Silicon Valley, donde los diseñadores procuran educar en  analógico a sus hijos. 

Los tecnólogos están centrados que el el objeto funcione, pero no es su competencia el impacto social , o ético de su creación. Los inversores y steakholders están centrados en que “el chisme” de dinero. Los trabajadores en tener trabajo, pero por ahora no hay un agente que vele por las consecuencias sociales del objeto en cuestión. Queda en manos de cientificos y tecnologos que por pura casualidad tenga formación mixta en tecnología y humanidades, como es el caso de Sergio Boixo, un científico cuántico leones,  creador del primer prototipo del ordenador cuántico para Google. Urge darle una pensada, y darle la importancia debida. Tenemos una herramienta superpotente que nos puede ayudar o condenar. De nosotros de pende demostrar que somos seres inteligentes o no. 

En cualquier caso, para el conjunto de la sociedad resulta mucho peor obviar los efectos del impacto tecnológico que plantearlo abiertamente. Como propone el Global Council on Extended Intelligence, hay que poner la visión humanista en el inicio del desarrollo y en el centro del debate.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú