¿Eres dependiente emocional de tu trabajo?

¿Qué es la dependencia emocional del trabajo?

La dependencia emocional es un estado psicológico que se caracteriza por falta de autonomía y baja autoestima y que no sólo se manifiesta en las relaciones de pareja, de familia o de amistad. También aparece en las relaciones laborales, con más asiduidad de la deseada y con consecuencias negativas en forma de estrés, ansiedad, depresión o inseguridad; consecuencias que no se suelen asociar a dicha dependencia y sí a factores externos al trabajador como un mal jefe, un mal empleo, compañeros trepas y pelotas, una crisis económica,… Por supuesto que los factores externos como el estilo de liderazgo o la cultura de la organización afectan enormemente al trabajador y son por sí mismos generadores de estrés y malestar significativos cuando son nocivos. Estas opciones no niegan la dependencia emocional, la agravan cuando ocurren ambas.

Normalmente se genera dependencia emocional de una o varias personas en el trabajo. creándose una relación tóxica de la cual no se sabe como salir. Hasta aquí seguro que has pensado en miembros del equipo, personal staff. Se acusa de un mal trato, o trato injusto a compañeros o tengo un mal jefe.

Pero ¿y cuando eres líder y te aferraras a tu trabajo y no avanzas en tu carrera?

Mónica Venegas, conferenciante, columnista y especialista en temas de independencia emocional, asegura que se han identificado dos causas por las cuales la gente se queda estática en sus vidas profesionales y personales, afectando de manera directa a la productividad y a la economía de las empresas: 

1. «Porque no saben cómo salir del estancamiento. 

2. Por dependencias emocionales. Llega un momento en la vida de cualquier profesional, donde estas dependencias estancan su vida personal y profesional. Los frena en seco, y genera un lastre económico para la institución. y un lastre emocional para las personas. Estas dependencias evitan tomar decisiones y avanzar», añade Venegas. 

Ella ha encontrado 4 factores que genera las dependencias emocionales, creando estancamiento en las carreras profesionales y bajo rendimiento para las empresas:

1 Conflicto de ego: Los .cambios generacionales están a la vuelta de la esquina. Están preparadas para los nuevos retos profesionales, su interacción con el mundo virtual y sus nuevas capacidades de síntesis, harán de estos personajes, los próximos directivos. ¡Pero ahora no! ¿Y tú que me vas a enseñar a mí?  ¡Te falta experiencia para opinar! ¡Cómo te atreves a cuestionarme! Son algunas frases donde la dependencia al ego, domina. 

2 Adicción al control: Aún existen muchos directivos de la vieja escuela, con métodos y programas de gestión que dejan mucho qué desear y para quienes los empleados preparados sólo simbolizan retos y problemas de sublevación

3 Miedo a salir de tu zona de confort, el confort es una de las dependencias más recurrentes en la vida profesional, cuando nos encontramos en un estado sin retos, el miedo a cambiar de rumbos y quebrar este .estado de confort es más fuerte que nuestro propio beneficio.

4 El llanero solitario con éxito: Este perfil trabaja en solitario, cree que sus capacidades son superiores debido a los resultados obtenidos, negándose a una convivencia laboral y a un trabajo en equipo. De esta forma, obstaculiza la retroalimentación, la comunicación y la enseñanza dentro de sus filas laborales, parando el crecimiento y oportunidades de superación de sus compañeros e iguales. 

Crean un mal ambiente laboral, de estrés, de estancamiento improductivo. ¿cómo liberarse de esto? Ahí radica la transformación de la cultura organizativa, salpicada con acciones de formación en liderazgo young leadres, y lideres vuca era y maniobras de remplazo generacional.

¿Cómo lo estáis llevando en tu empresa? deja un comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú