La IA se puede utilizar para el bien común

El uso ético de la inteligencia artificial (IA) resulta fundamental para ganar la confianza de los consumidores, y el respeto de la sociedad en general.  Se inició la introducción de la tecnología avanzada entre el público a través de redes sociales como Facebook, el uso de los teléfonos móviles, y cuestiones tan retorcidas como la suspensión de la privacidad. Así es como el gran público ha conocido el uso del big data, la inteligencia artificial, y la tecnología. Es importante ser conscientes de que la tecnología puede aplicarse a casos de uso éticos, y con impacto social sobre el medioambiente, el cambio climático, las poblaciones desprotegidas y tantos otros usos éticos y positivos.

Por eso, escribo este post donde propongo que las organizaciones privadas, empresas y instituciones públicas generen aplicaciones o como se dicen en el sector, los casos de uso ético con impacto positivo en la sociedad el medioambiente y sea sostenible.

Un ejemplo de instituciones enfocadas hacia la aplicación de tecnologías avanzadas sobre las los ODS es United Nations Global Pulse. Está trabajando para promover la conciencia de las oportunidades que presenta la tecnología Big Data para el desarrollo sostenible y la acción humanitaria, forjar asociaciones de intercambio de datos público-privadas, generar herramientas y enfoques analíticos de alto impacto a través de su red de Pulse Labs, e impulsar una amplia adopción de innovaciones útiles. en todo el sistema de la ONU.

En el lado privado las preocupaciones son de otra índole, por ahora. Hay varias iniciativas privadas sobre la sociedad civil de un uso con impacto social, veamos algunas:

·         Detroit Water Project, una plataforma sin ánimo de lucro que ayuda a conectar a más de 900 familias de esa ciudad y de Baltimore que no pueden pagar la factura del agua con más de 10.000 donantes de todo el mundo que realizan pagos en su nombre directamente a la empresa de servicios públicos.

·         El Data for Good Exchange sirvió también como carta de presentación de Data2go.nyc, un proyecto que verá luz próximamente. Se trata de un panel dinámico para explorar datos de la ciudad de Nueva York sobre indicadores (demográficos, económicos y de bienestar: salud, vivienda, infraestructuras,…) importantes para sus comunidades. Esta iniciativa de Measure of América tendrá una capa narrativa para responder a preguntas como si los barrios con mayor población inmigrante cuentan, por ejemplo, con más acceso a medicina preventiva o con menos, por poner un caso.

·         Scraping Websites To Collect Consumption And Price Data, de DataKind para el Banco Mundial, que se basa en visualizaciones para medir localmente cambios inflacionarios en África.

·         O el uso que organismos oficiales como la Mayor’s Office of Data Analytics (MODA) de Nueva York o la Office of Performance and Accountability de Nueva Orleans ya hacen de los grandes datos para medir el desempeño de sus políticas.

En todos los casos, los especialistas apuntan a que el factor necesario para que los insights de estos proyectos de “ciencia de datos para el bien” tengan un impacto real depende sobre todo de hasta qué punto el proyecto esté enmarcado de inicio en el proceso de toma de decisiones de instituciones que ya están teniendo impacto.

Estado de la cuestión con la ética de la IA

Hoy día las cuestiones más candentes con la ética de la IA son la roboética (la toma de decisiones por máquinas), qué se va a hacer con la masa de población activa cuyos puestos sean ocupados por robots y por la IA, o la posible singularidad. En Europa las cosas están así:

  • El Parlamento Europeo, por un lado, y un grupo de experto reunidos en Asilomar (California), por otro, han desarrollado de manera paralela una serie de principios y valores éticos sobre la robótica y la inteligencia artificial (en adelante IA).
  • Esta preocupación por la ética se basa en la creciente conciencia de la necesidad de regular, en un futuro próximo, los avances en este campo.
  • Se diferencia entre la ética de la robótica –que es la ética de los investigadores, diseñadores y usuarios– y la ética de las máquinas: los robots no tienen valores ni consciencia más allá de lo que se les programa y consienta.
  • Algunos valores compartidos: respeto por la dignidad humana, libertad, seguridad, privacidad, búsqueda del bien común, inclusión, no uso militar…serán la base de las leyes y regulaciones futuras.

El papel de la empresa privada con la implantación de la IA

Por supuesto ya hay informes, como el del Instituto de Investigación de Capgemini. que concluye que el uso ético de la inteligencia artificial (IA) resulta fundamental para ganar la confianza de los consumidores, empleados y la ciudadanía en general. Ya que vigilan de cerca el avance de las empresas para aprovechar el potencial dela IA y se muestran dispuestos a premiar o castigar sus comportamientos. En dicho estudio  Whyaddressingethicalquestions in AI willbenefitorganizations,se consultó a 1.580 directivos de grandes empresas en diez países y a más de 4.400 consumidores en seis países. Entre sus conclusiones se dice que

  • El 62% de los consumidores confiaría más en una empresa que hace un uso ético de la IA para interactuar con ellos.
  • Las empresas comienzan a darse cuenta de la importancia del uso ético de la IA: el 51% de los directivos considera que es importante garantizar que los sistemas sean éticos y transparentes.

Y no solo me refiero a por ejemplo el uso de datos sin consentimiento como el caso de banca, sanidad o seguros, sino a aplicar la IA a problemas realmente éticos con trasfondo social, medioambiental y de sostenibilidad. Hay muchas formas de actuar usando el big data para bien social. Sobre el papel de la empresa privada en el uso de la IA, creo que hay muchas oportunidades en varios sentidos. Quizás deban crearse nuevas  empresas, start ups, para nuevos cometidos fines, causas, con nuevos modelos de negocio y  reinventar otro que incluyan el bien común o el impacto social o medioambiental.

O quizás deban ser las ONG las que den un gran paso y utilicen la IA para dar un valor realmente nuevo y poderoso a su trabajo. Esto me hizo pensar el Dr  Miguel  cuando lo conocí este año en el The big Things Madrid, el congreso de big data de Madrid al escuchar su ponencia. Compartió con nosotros los casos de uso en los que había intervenido en relación con las migraciones de animales, y de personas en África, y varias aplicaciones más. Puso de relevancia que la misma herramienta se puede poner al servicio de causas sociales, medioambientales, de salud, y no solo para ganar dinero y vigilar a la población. Como el habrá legiones de científicos, técnicos y profesionales de todos los ámbitos que se interesen por causas. Personas a las que hoy, me propongo inspirar y atraer a trabajar sobre causas importantes.

El Dr. Miguel Luengo-Oroz es el científico jefe de datos de UN Global Pulse. Me gustaría destacar la figura de Miguel como ejemplo de científico multiidisciplinar apasionado por la ciencia y la tecnología para el bien común. Miguel es chief scientist de UN Global Pulse -una iniciativa de innovación de la Oficina Ejecutiva del Secretario General de Naciones Unidas- donde lidera el equipo de data scientists de la red de Pulse Labs en Nueva York, Jakarta y Kampala, desarrollando proyectos de innovación con Big Data para desarrollo internacional y crisis humanitarias. Miguel también es el fundador y director de la iniciativa MalariaSpot en la Universidad Politécnica de Madrid que utiliza videojuegos y crowdsourcing para el diagnostico de imágenes de malaria, tuberculosis y otras enfermedades globales. Miguel es fellow de Ashoka, graduado por la Singularity University de la NASA, doctor ingeniero de telecomunicaciones por la Politécnica de Madrid y master en ciencias cognitivas de la École des Hautes Études en Sciences Sociales de Paris.

En un artículo para la revista Nature Machine Intelligence, analiza por qué la solidaridad debería ser un principio primario de la ética de la inteligencia artificial. En este artículo Miguel habla sobre varias preocupaciones que plantea la IA

Sobre el problema de los puestos de trabajo que puede dejar vacantes la aplicación del a IA debería aplicarse el principio de solidaridad y de prosperidad compartida. Lo que significa implementar mecanismos para redistribuir el aumento de la productividad a todos, incluidos aquellos cuyas acciones y datos se utilizaron para crear modelos de IA, y crear y liberar bienes públicos digitales en forma de algoritmos y modelos de IA abiertos. O sea liberar open source de algoritmos y técnicas para que cualquiera pueda darle una aplicación social y genera impacto, no solo un número reducido de agentes.

Cooperación entre instituciones, organizaciones, profesionales, investigadores digitales para abordar los desafíos que puede crear esta tecnología, desde armas letales autónomas, hasta falsificaciones profundas de videos o discursos en internet, que podrían generar discursos de odio automatizados para instigar un estado de inestabilidad política.

Considerar la solidaridad como un principio central para el desarrollo de la IA puede proporcionar no solo un enfoque humano centrado en la IA, sino más bien un enfoque centrado en la humanidad.

El artículo completo está disponible aquí.

¿Como se puede usar el big data en el cambio climático por ejemplo?

Visualización de una simulación de la dispersión de aerosoles por el viento basada en big data: polvo en rojo, sal marina en azul, sulfatos en blanco y carbón en verde. Créditos: NASA Center for Climate Simulation.

Si algo te da potencia es de tomar datos de forma masiva y de obtener una descripción de patrones que de otra forma seria imposible, es decir describe lo que está sucediendo tanto a pequeña escala como a gran escala  entendiendo cada vez mejor el funcionamiento de todo el sistema y cómo está interconectado. “La intersección entre el Big Data y el cambio climático es aún incipiente, aunque ya existen muchos ejemplos de iniciativas que utilizan el análisis de datos masivos para entender y afrontar el problema:

  • La instalación de sensores con GPS en la basura está permitiendo entender los caminos del reciclaje.
  • El análisis de los datos del nivel de uso de las torres de telefonía móvil para la optimización de transportes públicos de una ciudad.
  • Hacer micro-predicciones climáticas -en zonas geográficas específicas- con modelos matemáticos ayuda a proteger cosechas (o a cambiar los neumáticos de un Fórmula 1 para suelo mojado durante la carrera).
  • Plataformas de participación ciudadana para respuesta y preparación ante desastres naturales.
  • Sensores en bicicletas públicas permiten evaluar la calidad del aire y la polución.
  • Medir la deforestación contando los árboles de uno en uno utilizando imágenes satélite de alta resolución.
  • Contenedores de reciclaje inteligentes que usan técnicas de gamificación para motivar a los usuarios.
  • Alertar de posibles epidemias de meningitis usando datos de anemómetros y sensores que miden la concentración de polvo en el aire.
  • Supercomputadoras que se sirven de energías verdes para mantener sus sistemas de refrigeración.
  • Carreteras inteligentes y generadoras de energía hechas de material similar al de los paneles solares.

Algunos dicen que el Big Data es el nuevo petróleo, pero debemos aspirar a que sea la nueva energía verde digital”. Estas son las utilizaciones que Miguel nos propone en su artículo “Cuando el Big Data encontró al Cambio Climático”

Es importante producir tecnología capaz de hacer una vida mejor y sostenible para todos. y vincular esta tecnología positiva con un modelo de negocio productivo. Somos conscientes de que a tecnología separada de modelos de negocio sostenibles y con impacto social positivo no solo con impacto económico en la cuenta de resultados, debería ser el futuro. Sera necesarias muchas compañías con mentalidad de impacto positivo en la sociedad como el  “tecnoverde” o “tecnosocial” o “tecnosalud”. Ya van iniciando este camino algunas como Tesla que sabe que ella solita no será capaz de renovar los 2.00 millones de coches de la flota mundial, así que Elon Musk, CEO de Tesla Motors, que ha decidido aplicar la filosofía open source a todas sus patentes en favor del avance de la tecnología para coches eléctricos para que entre todos lso fabricantes sea posible encontrar unos diseños y modelos de negocios sostenibles y ecológicos.

Otra cientifico de interés es Nuria Olivier, Nuria Oliver es una ingeniera en telecomunicaciones española, doctora por el Media Lab del Instituto Tecnológico de Massachusetts. Es asesora científica del Vodafone Institute, ​ Chief Data Scientist en Data-Pop Alliance, ​ IEEE Fellow​, ACM Fellow​ y académica numeraria de la Real Academia de Ingeniería de España.

En su ponencia del big data Spain 2018 comparte sus impresiones sobre cuales son los retos del big data,en 15th Nov 2018 en kinépolis Madrid

Para Nuria es importante “cuando estas decisiones afectan a miles o millones de personas, surgen dilemas éticos importantes. ¿Escaparán las decisiones automáticas de nuestro control? ¿Qué niveles de seguridad poseen estos sistemas para protegerse de los ciberataques o de un uso malicioso de los mismos? ¿Cómo podemos garantizar que dichas decisiones y/o actuaciones no tengan consecuencias negativas para las personas? ¿Quién es responsable de dichas decisiones? ¿Qué sucederá cuando un algoritmo nos conozca a cada uno de nosotros mejor que nosotros mismos y pueda aprovechar dicho conocimiento para manipular de manera subliminal nuestro comportamiento? Son preguntas que Nuria Oliver lanza a la palestra y que seremos capaces de responder si seguimos los valores que ella mismo indica: Autonomía, Dignidad, Justicia, Solidaridad, Sostenibilidad, Veracidad, Diversidad, Transparencia, Responsabilidad, Fiabilidad, Seguridad, Reproducibilidad, Prudencia y Privacidad.

Por mi parte me gustaría inspirar a mis alumnos a crear soluciones con impacto social, medioambiental, y sostenibles. Como ves ya hay profesionales muy relevantes trabajando el esto. Tú puedes ser uno más, o tu empresa puede marcar la diferencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú