Tirar la toalla vs resetear la pasión por tu negocio

Hay días difíciles, y días torcidos y tensionados….. que te hacen pensar: «¿Qué hago yo aquí en este lio?» Y acarias la opción de dejarlo todo… te parece muy apetecible.

Antes de tirar la toalla, te propongo esto, y luego me cuentas:

  1. Vuelve a lo básico.

Te acuerdas de «Empecé mi propio negocio porque ______________.” por qué te metiste tú en esto. Que deseas ahora, y si no es esto ¿qué otra cosa puede ser?

2. Básate en tus fortalezas.

Reinventa el proyecto de acuerdo a tus fortalezas de ahora.  Para obtener satisfacción y reconectarte con la pasión que te genera el dedicarte a tu negocio, crea un proyecto en el que uses esos puntos fuertes que reconoces en ti.

3. Haz una pausa, toma distancia.

Tendrás que planificar un descanso del que tú y tu negocio se beneficiarán. En el que tu negocio no se vea perjudicado, programa paréntesis de inactividad y que vas a hacer que te recargue las pilas Necesitas programar estos tiempos de inactividad y desconectado del internet, del mundo sin excepciones.  La clave está en tomar un descanso sin interrupciones de ningún tipo, porque cuando parece que te has agotado totalmente de tu negocio, hacer una pausa puede ser la única oportunidad para cambiar la perspectiva

4. Aprende algo.

No importa si pretendes aplicarlo de inmediato o no . El aprendizaje te puede generar una nueva perspectiva, y esto te puede abrir una nueva puerta al cambio. Podría ser el primer paso en un proceso para el tipo  de cambio que realmente necesitas.

5. Práctica el hábito de la gratitud.

Repasa tus últimos años, y medita un rato sobre lo que has alcanzado.

  • ¿Qué es es lo que tienes o que no tenias cuando empezaste?
  • ¿Qué eres capaz de hacer ahora,  que el año pasado no podías hacer?
  • ¿A quienes has conocido o contactado que te han ayudado a mejorar tu negocio?
  • ¿Qué puedes aprender de esta etapa en tu negocio que no habrías aprendido de otra manera?

6. Reinvéntate a ti mismo.

No tiene que ser un gran cambio. Solo haz el cambio. ese cambio es un reenfoque de la realidad. Ver tu imagen, o la imagen de la empresa, oficina, etc… Reenfoca y reencuadra la realidad bajo una nueva mirada

7. Haz una lista de lo que detestas ahora en tu negocio.

Como el proverbio árabe. haz un gráfico de prioridades / imposibles. 3 columnas :

  • las cosas que se pueden cambiar de inmediato,
  • las cosas que necesitan tiempo para ser cambiadas y
  • las cosas que definitivamente no vas a poder cambia

8. Escribe tu declaración de intenciones, define tu propósito.

Desde el fondo de tu corazón, recuerda ¿para qué creaste tu negocio?, ¿qué lo distingue?, ¿en qué es en lo que crees? hazlo desde el corazón,  no sólo como dueño de tu propio negocio sino como la persona que eres tu.

La clave de todo esto es que tu negocio no solo debe inspirarte a ti, sino a los clientes que atiendes. Inspirar a otros no es la mejor motivación para lograr el éxito, por que esos «otros» deben elevar tu negocios. Esos otros son tus clientes. Enamóralos, inspíralos, ayúdalos a lograr sus metas a resolver sus problemas.

Estas atravesando un momento «espeso» que como las parejas que llevan muchos años juntos, necesitas volver a  enamorarte de nuevo de tu negocio. Tómate  un momento para reflexionar, y re conectar de nuevo con las razones exactas por las que iniciaste este cambio en tu vida.  No lo dudes, esta vez puedes hacerlo bien otra vez, inclusive hacerlo mejor que antes o transformar del todo el negocio. Incluso darle un giro tan grande, que sea otro. Re fundarlo desde cero .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú